Envío en 24 h / GRATIS desde 60 €

Diferentes tipos de tejidos de los fulares portabebés

Publicado el : 31/08/2016 00:36:45
Categorías : Fulares y anudados

Diferentes tipos de tejidos de los fulares portabebés

Los fulares y bandoleras portabebés de Storchenwiege se ha elaborado en 100% algodón. Los ensayos de los fulares fabricados con un tejido mixto de 50% de lino dieron como resultado características insuficientes para su uso.

Por eso los fulares portabebés se han tejido en algodón puro. Los fulares con la mitad de lino no son lo suficientemente suaves, les falta elasticidad y al usarlos tienden a formar pliegues. En los dos sistemas de tejer, es decir, longitudinal y transversal, se utilizan hilos de algodón muy firmes. Gracias a la moderna tecnología de hilado, resulta innecesario el tratamiento adicional de la urdimbre, es decir, la acción de „fijar“ las fibras que sobresalen de los hilos y, por tanto, alisarlo con almidones especiales - una medida más para evitar el uso de aditivos en el tejido durante su fabricación. Gracias a la composición especial del tejido se logra una excelente „estabilidad interna“ que favorece la resistencia del nudo. Esta „estabilidad interna“ del tejido es también muy positiva cuando, por ejemplo, el fular tiene que soportar aún la cabecita del bebé o cuando se trata de llevar a niños más grandes. Entonces la composición especial del tejido repercute positivamente en la comodidad de llevarlo, una característica que sabe valorar especialmente quien lo porta.

 

¿Qué procedimiento se emplea en la fábrica de tejido?

Los fulares portabebés están tejidos con hilo de algodón pre-teñido en las tejedurías de lino en la Alta Lusacia, Sajonia, un antiguo centro de la industria textil con mucha tradición.

El hilo de algodón se tiñe en una planta de tintado de hilo en Turingia cuya gama de productos se inspecciona permanentemente para garantizar el cumplimiento de las normativas ecológicas. Todos los productos son certificados, sin excepción, con la etiqueta «Öko-Tex 100». En estas plantas se emplean lógicamente procedimientos modernos de teñido en circuito cerrado.

En la última etapa de la producción del tejido, tratamos el tejido mediante la sanforización (tratamiento antiencogimiento) puramente mecánica de forma que el tejido se pre-encoja en fábrica, es decir, que se reduzca en longitud y anchura. El encogimiento es un proceso habitual, sin embargo, cuando no se tiene en cuenta esta reducción de largo y ancho durante la producción, se pueden ocasionar sorpresas desagradables cuando se lava en casa. El tratamiento de encogimiento ocurre de modo puramente mecánico, es decir, sin el uso de agua, sustancias químicas u otros aditivos. Con este tratamiento, se garantiza que los fulares no solo encogerán muy poco (más o menos 2%) al lavarlos en casa sino que también puedes estar seguro de que después del lavado tendrás un fular con la misma longitud que tenía cuando lo compraste. Este tratamiento de tejido resulta conveniente y muy práctico y le evita sorpresas desagradables.

Finalmente los fulares y bandoleras portabebés se cosen también en Alemania garantizando los puestos de trabajo de las costureras. También apoya un taller de discapacitados otorgándole los restos de tejidos gratuitamente.

La producción de un buen fular portabebés requiere un empleo selectivo de tejidos especiales y una composición concreta del tejido.

El tejido tiene que ser suave y, en la medida de lo posible, elástico en ambas direcciones. Tiene que garantizar una larga conservación de los nudos (los nudos no deben deslizarse aún cuando la carga aumente) y el tejido debe brindar un nivel de confort elevado para la persona que porta y para el que es portado.

Eso no se logra simplemente seleccionando tejidos específicos. Para la composición de un tejido óptimo se requiere, además de la selección del tejido adecuado, la correcta selección del grosor del hilo y la cantidad de hilo en ambas direcciones. Con el mismo tejido se pueden producir fulares muy firmes, gruesos pero también fulares frágiles y finos y, por lo tanto, tejidos inadecuados para producir fulares, si no se tiene en cuenta este hecho.

 

Se emplen dos tejidos diferentes para los fulares portabebés

El tejido cruzado

El tejido cruzado es el tejido ideal para obtener un buen fular portabebés. Se trata de un tejido que emplea los cuatro ejes del telar. Todos los diseños a rayas se fabrican con este tejido.

Sin embargo, con este tejido sólo se consigue un buen fular portabebés cuando los demás parámetros se cumplen: el tipo de hilo (hilo simple o hilo torcido), el grosor de hilo de la urdimbre (sentido longitudinal) y de la trama (sentido transversal).

El uso de hilos de algodón torcidos en la urdimbre (longitudinalmente) y en la trama (transversalmente) garantiza una elasticidad óptima ya que, como se sabe, los hilos de algodón muestran una mayor elasticidad que dos hilos no enhilados.

El tejido cruzado se usa a menudo para fabricar fulares portabebés pero también se crean tejidos muy inestables, muy ligeros y con ello fulares poco apropiados si un parámetro se escoge equivocadamente o si se deben ahorrar costos en el empleo del material. La combinación de todos los parámetros en la composición de nuestro material produce uno de los mejores fulares portabebés que usted puede encontrar en el mercado.

El tejido trenzado o diamante

El llamado tejido trenzado o diamante es usado en los fulares monocolor de la línea "Leo". Este tejido es un tanto más complicado de confeccionar.

Se trata también de un tejido de ejes, pero con diez ejes, que ha demostrado de varias maneras ser especialmente apropiado para un buen fular portabebés. Los fulares con este tejido y con una selección óptima de los parámetros (véase arriba) se caracterizan por una elasticidad excelente y homogénea que mantiene la estabilidad del tejido. Esto se debe a la distribución ideal de los puntos de fijación y al comportamiento neutro de extensión tanto a derecha como a izquierda. Pero, una vez más, sólo la combinación óptima de todos los parámetros importantes en la composición de este tejido garantiza que realmente se pueda fabricar un excelente fular portabebés.

Técnica Jaqcuard

La técnica Jacquard también se usa en diversos fulares portabebés. Esta técnica de tejido se desarrolló para realizar representaciones de figuras en el tejido y es una de las técnicas de tejido más exigente, complicada y costosa. La función específica de la técnica Jacquard es el intercambio entre diferentes tejidos lo que proporciona, en parte, un efecto óptico a la superficie. El uso adicional de diferentes colores conduce a una producción de una tela de elevada calidad (por ejemplo: mantelería, ropa de cama con exclusivos diseños, manta entre otros).

Dado que combina distintos tejidos en la misma superficie, la técnica Jacquard no garantiza que el material sea lo suficientemente elástico. Por esta razón, los fulares producidos con la técnica Jacquard tienen a veces una elasticidad irregular, lo que puede conllevar que disminuya la comodidad al portar. Su ventaja es la representación de figuras pero con esta técnica de tejido no siempre se logran las características deseadas para un buen fular portabebés.

Debido a la complicada técnica de tejidos los fulares portabebés se encarecen, sin conseguir más ventajas que un mejor aspecto. La meta de Storchenwiege es lograr, en la medida de lo posible, una buena relación calidad-precio y por eso no usan esta técnica tan cara y tan poco adecuada.

 

Fulares de algodón orgánico

Los nuevos fulares de la línea Bio se fabrican de algodón 100% de cultivo biológico controlado (kbA). Han sido tejidos con la técnica famosa de tejido cruzado y sobresalen como todos los productos de Storchenwiege por una excelente elasticidad diagonal, por medio de la cual se consigue apoyar el cuerpo del niño de forma óptima y segura. El fular sienta bien y no se tiene que recolocar ni en el caso de niños más grandes. Disfrute también con nuestros los echarpes portabebés Storchenwiege en algodón kbA de una sensación segura y agradable de carga.

Con una impresión de un motivo floral celta atractivo son los fulares nuevos portabebés de Storchenwiege realmente el centro de atención.

El motivo ha sido realizado en una dirección tan sólo, de forma que podrás identificar perfectamente ambos extremos del fular y poder así atarlo muy bien.

Los nuevos motivos están disponibles, como es natural, en la bandolera de Storchenwiege.

Share

Añadir un comentario

 (con http://)