Envío en 24 h / GRATIS desde 60 €

Consejos para el baño

Publicado el : 21/08/2016 20:55:07
Categorías : Cuidado del bebé

Consejos para el baño

¿Qué hay que tener en cuenta antes de bañar al bebé?

Los recién nacidos y los bebés pequeños raramente se ensucian. Sudan muy poco, solamente con temperaturas muy elevadas o cuando están demasiado abrigados. Los bebés con reflujo (que vomitan más a menudo pequeñas cantidades de leche) les quedan restos de leche entre las arrugas del cuello. Por eso cada bebé tiene sus necesidades individuales a su cuidado y frecuencia de baño. Los bebés mayores que empiezan a gatear e intentan comer solos necesitan más atención a la limpieza de las manos, la cara y las arrugas del cuello.

Los bebés recién nacidos tienen la piel mucho más fina y frágil que la de los adultos. Por este motivo la piel de los bebés no debe estar en contacto con las sustancias químicas de jabones, cremas y sobre todo colonias con alcohol. Esas substancias son agresivas a la piel e innecesariamente irritantes. Desde el primer día la piel de los bebés crea una capa ácida de seguridad de grasa, sudor y gérmenes útiles. Esta capa protege la piel contra influencias ambientales, gérmenes infecciosos y bacterias. Teniendo en cuenta este hecho no es recomendable romper y sacar esta capa de protección con bañar el bebé frecuentemente e intentar substituirla con cremas o pomadas artificiales. La piel de un adulto puede recuperar la capa acida rápidamente después de ser lavado pero la piel inmadura de un bebé necesita mucho más tiempo.

Los baños diarios son innecesarios y no son recomendables. Una, dos o tres veces a la semana son suficiente. No obstante es importante en los días sin bañar limpiar la cara, las manos y las arrugas del cuello y de las axilas con una manopla húmeda. Para cuidar el culito es suficiente limpiarlo solamente con una toallita húmeda (mejor sin jabón) y secar sin frotar después con una toallita.

______________

Consejos a tener en cuenta a la hora del baño:

· Los productos para añadir al agua del baño y el champú no son necesarios para asear a un bebé y pueden deshidratar su piel innecesariamente. Los jabones para bebés con aceites renutrientes suelen ser los más apropiados. En caso de baños diarios se pueden añadir unas gotas de aceites naturales (avena, almendra...) al agua.

· Como bañera para el bebé puedes utilizar una bañera para bebés, un cubo de baño, cualquier cubo de plástico del tamaño suficiente, la bañerao al principio la pica también te servirá.

· El agua debe tener una temperatura templada entre 34º y 37 ºC. Siempre medirlo con un termómetro y asegurarse con la prueba del codo (no se debe notar ni fría ni caliente). Para que el bebé no coja frio el agua debe cubrir sus hombros. También hay que mantener el ambiente del cambiador calentito para que el bebé no pase frio mientras lo estás secando, dando un masaje o poniéndole aceite.

· Arregla el sitio de manera cómoda y en una altura suficiente para ti. Mejor que tengas todas las cositas necesarias (jabón, manopla, toalla, aceite, ropa, cepillo) a mano para nunca tener que dejar el bebé sin vigilancia.

· Durante el baño aguantas el niño flotando o sentado en el agua. Lo mejor es pasar un brazo por debajo de la espalda o bien la nuca del bebé y aguantarlo por su hombro contrario. En esta posición su cabeza puede restar en tu antebrazo y tienes la segunda mano libre para limpiarlo.

· El tiempo de bañar no debe superar los 5-10 minutos. Para baños diarios hacerlo aún más corto, para no deshidratar la piel innecesariamente.· · 

· La mejor hora para el baño depende de cada bebé y del trascurso del día de cada familia: evita un baño justo antes de una toma (comer) o de dar un paseo. Para los bebés que se calman durante un baño la noche es una buena hora para bañarlo, hasta incluso es posible evitar la inquietud y lloriquear por la tarde. Para bebés que se activan durante el baño la mañana es más apropiada para bañarlos. También para bebés a les que les entra mucha hambre después de bañarlos les va mejor la mañana porque así previenes que el bebé coma mucho antes de ir a dormir y que esto le provoque cólicos.

· Si a tu bebé no le gusta el baño es muy importante que tengas paciencia. En vez de preocuparte podrías probar alternativas como limpiarlo con una manopla húmeda encima del cambiador o un baño junto a tu hijo en la bañera grande para irle acostumbrando poco a poco.

· A la piel sana de un bebé no le hace falta aplicar ningún tipo de crema o pomada. Es suficiente cuidar el culito después de deposiciones con agua y un poquito de pomada (pomadas con cinc y poco hidratantes suelen ser buenas para pieles irritadas). Si tu bebé tiene la piel muy seca puedes usar aceites naturales y darle un masaje infantil. Muchas lociones contienen muchos aditivos artificiales y el talco puede tapar los poros de la piel.

· La piel es un gran órgano de sentido (se desarrolla de las mismas células embrionarias que el cerebro). Sobre todo los bebés recién nacidos descubren su alrededor a través de este sentido. Un bebé llega a notar la diferencia de un toque de manipulación solamente para cambiarle o un cuidado cariñoso. El contacto directo y las caricias facilitan el desarrollo físico y mental del bebé.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Productos relacionados

Share

Añadir un comentario

 (con http://)