Envío en 24 h / GRATIS desde 60 €

Consejos para la elección de un cojín de lactancia

Publicado el : 21/08/2016 17:00:31
Categorías : Lactancia materna

Consejos para la elección de un cojín de lactancia

Ofrecemos tres tipos cojines de lactancia el cojín ergonómico, el cojín natural y el cojín confort. Cada uno con un diferente tipo de relleno: microperlas, vaina de espelta o fibra de poliéster.Además puedes elegir entre dos largos, más de 50 diseños de funda exterior y dos fundas interiores para crear tu cojín de lactancia personalizado y adaptado a tus necesidades. Este sistema es único en España y te ofrece más de 1.000 variaciones de cojines.

Para crear tu cojín personalizado en la tienda online elije primero el tipo de cojín y el largo que necesitas. Después podrás optar por una funda interior y elegir el diseño de la funda exterior.

 

Nuestros consejos para la elección de un cojín adecuado:

Lo mejor para dar pecho es un cojín ergonómico o natural largo de 180 cm. Gracias a su relleno firme como microperlas o vaina de espelta aguanta al bebé en la posición óptima para mamar y a la vez puede apoyar a la madre en su espalda.

Los cojines grandes de 180 cm de largo sirven mejor ya para posturas relajantes durante el embarazo y descansar la zona del lumbar. Además son lo suficiente grande para crear un nido al alrededor del bebé.

Los cojines pequeños de 140 cm de largo destacan por su uso flexible durante la lactancia. Se colocan más rápido y es más fácil de cambiar de sitio por ejemplo del dormitorio a la sala de estar.

Lo mejor para la protección de caídas es un cojín natural con el relleno pesado de vaina de espelta para que tu bebé no pueda desplazar el cojín.

Gracias a su relleno de microperlas los cojines ergonómicos son mucho más ligeros y resultan más fáciles de transportar.

El cojín confort es el más blando (rellenado con fibra de poliéster) y el más apropiado como cojín de postura o uso de almohada normal. Los cojines de 120 cm están hechos especialmente para bebés recién nacidos. Para dar una limitación del espacio y protección de golpes en la cama ya sirve un cojín pequeño de 140 cm. Todas las medidas sirven para adultos; depende de la parte del cuerpo que necesita sostén (por ejemplo hemipléjicos o en geriatría).

Para los cojines naturales siempre aconsejamos una funda interior para tener la posibilidad de separar la funda exterior y lavarla por seperado, porque este relleno natural no es lavable.

Los cojines grandes de 180 cm no caben enteros en la lavadora; para lavarlo sin tener que sacar una gran cantidad de relleno es necesario poner una funda interior.

Según el uso del cojín, una funda interior impermeable puede ser necesaria. Por ejemplo, para bebés con reflujo (vomitan mucho o a menudo) o en sitios donde cambian los usuarios frecuentemente (por ejemplo en hospitales, cursos de pre-parto para embarazadas o cursos de masaje de bebés). Así el rellono quedará protegido contra ensuciar.

Para alérgicos, la funda interior impermeable les protege del contacto con los alérgenos de la vaina de espelta.

Share

Ver todos los comentarios (3)

Patricia


20/09/2016 09:20:34

Este cojín de lactancia me gusta mucho.

Patricia


20/09/2016 09:20:01

Este cojín de lactancia me gusta mucho.

Margaret


19/09/2016 19:41:32

Hola,Muchas gracias por los excelentes consejos, en mi caso creo que me vendría mejor el cojín confort.Gracias y saludos!

Añadir un comentario

 (con http://)